Cómo funcionan los retiros de anualidades

¿Qué es un retiro de anualidad?

Un retiro de anualidad es cuando el propietario de un ahorro para el retiro (también conocidos como un “anualista”) elige retirar fondos de su ahorro. Si no se realiza correctamente o dentro de los plazos permitidos, el beneficiario puede tener la responsabilidad de pagar ciertas multas y tarifas.

¿Cuándo alguien puede retirar dinero?

Los retiros están permitidos una vez que el anualista alcanza 59 años y medio. Si los retiros se realizan antes de esta edad, se aplicarán ciertas sanciones.

¿Cuáles son las sanciones?

Si los retiros se realizan antes de los 59 años y medio, el beneficiario deberá cubrir una multa del 10% ante el IRS y será responsable de pagar el impuesto sobre la renta del monto retirado. Además, la compañía de seguros generalmente requerirá que el beneficiario pague el llamado “cargo de rescate” por el retiro anticipado. El monto del cargo por rescate depende del momento del retiro.

¿Cómo se aplican los impuestos?

El impuesto sobre la renta se debe pagar sobre el monto retirado si el beneficiario realiza el retiro antes de los 59 años y medio. Dependiendo de las circunstancias, el retiro puede gravarse como ingreso ordinario.

¿Existen otras opciones además del retiro anticipado?

Sí. En lugar de realizar un retiro anticipado, un beneficiario puede vender todo o una parte de la anualidad a una compañía a cambio de una suma global. No hay tarifas de rescate asociadas con la venta de una anualidad porque el beneficiario está vendiendo efectivamente su derecho a recibir pagos futuros por un cierto periodo de tiempo. El monto del pago de la suma global dependerá de un cierto número de factores.